Bienestar

Guía definitiva de seguridad en los muebles para una casa sin accidentes | Nueva Salud

Los muebles son una parte esencial de cualquier hogar. Crean un ambiente que la gente aprecia y busca en sus hogares. Adquirir muebles correctamente, especialmente muebles a juego, es parte del proceso de maduración. Desde la litera amueblada y los escritorios de un dormitorio universitario, hasta las sillas y escritorios aleatorios de un primer apartamento, hasta los muebles a juego adecuados en una primera casa, todo tiene un valor especial para el propietario.

Sin embargo, los muebles también pueden ser peligrosos. Muchos niños en crecimiento se han aplastado los dedos de los pies o se han lastimado con los muebles. Si bien esto se puede atribuir en parte a la falta de coordinación, también puede deberse a una colocación incorrecta de los muebles. Conocer los mejores lugares para garantizar más seguridad  es una buena idea para niños, mascotas y adultos. Aquí está nuestra guía definitiva sobre la seguridad de los muebles para un hogar sin accidentes.

Muebles pesados ​​superiores

Si bien los dedos de los pies aplastados pueden parecer el incidente más común, en realidad se trata de muebles que se caen. Los muebles pesados, ​​como gabinetes de madera maciza y los estantes, pueden volcarse y dañar a las personas. Lo mismo sucede con las máquinas expendedoras. Esto es especialmente un problema cuando están involucrados niños pequeños, ya que pueden intentar trepar por un estante para alcanzar algo sobre sus cabezas. En cuanto a los estantes, coloque los artículos más pesados ​​en los estantes inferiores y ancle los estantes, arcones, soportes de TV, etc. Colocar dichos muebles a lo largo de una pared también puede ayudar a fortalecerla y evitar que se vuelquen.

Cómodas. También existen posibles riesgos de vuelco, según sean grandes o no. Los muebles más anchos con elementos más pesados ​​en los estantes y cajones inferiores ayudarán a basar las piezas para que sea menos probable que se vuelquen, al igual que con los estantes.

Otro problema de seguridad es la altura y la movilidad. Las literas, los sofás y las sillas de respaldo alto se pueden trepar, por lo que es importante no dejar que los niños pequeños las utilicen para ello. Asegúrese de que sepan que saltar fuerte en las camas puede ser peligroso y no ate a las camas nada como ganchos o correas.

Muebles bajos

Los sofás y las sillas pueden ser más seguros en términos de altura, pero a los niños todavía les encanta subirse a ellos. Colocar sofás contra la pared ayudará a reducir la posibilidad de caídas. Lo mismo ocurre con las sillas, aunque a veces puede ser complicado. También es una buena idea asegurarse de que los niños no jueguen con muebles reclinables. Tienden a ser descuidados cuando se divierten con estas cosas y pueden lastimar a alguien o a ellos mismos.

Si bien los muebles más anchos y más cortos pueden ayudar a mitigar el riesgo de vuelco, probablemente sea mejor asegurar un anclaje sólido. También permite más almacenamiento con estantes más altos y más. En ese sentido, existe la posibilidad de que los niños se arrastren y trepen a los cajones y se queden atrapados en un gabinete o en un lugar elevado. Los pestillos de seguridad nunca son una mala idea.

Fondeo

Cuando se trata de anclajes, en suelos duros, los adhesivos y similares son una opción, al igual que los amarres de pared en alfombras. Anclar los muebles correctamente puede requerir un poco de trabajo, pero la seguridad adecuada suele serlo. Los sujetadores de plástico o los clips de metal están disponibles para estos fines, por lo que el que funcione mejor con los muebles en sí suele ser ideal. En el caso de muebles más antiguos que no desea que se dañen, colocarlos contra la pared o en una habitación menos usada también puede ayudar.

Seguridad animal

Los niños no son el único problema con los muebles, ya que las mascotas también pueden resultar heridas si las personas o los animales no tienen cuidado. Esto es especialmente cierto para los muebles reclinables, así que asegúrese de que cualquier persona que utilice estas piezas conozca su entorno. Las mascotas, al menos, son generalmente más fáciles de entrenar lejos de los muebles que los niños. Quedarse atascado en un cajón o en un estante también es una posibilidad, como atestiguará cualquier dueño de gato.

Para evitar chocar contra los muebles, asegúrese de que haya algo de espacio entre las habitaciones para que las personas y los animales tengan espacio para maniobrar. Una regla de no ir nunca dura mucho, especialmente cuando se trata de mascotas. Un aspecto general importante de la seguridad de los muebles es establecer reglas y prepararse para el incumplimiento de estas reglas. Esto también se conoce como ser padre, y los principios se aplican tanto a la seguridad de los muebles como a la mayoría de los otros aspectos de la vida.

Algunas personas dan por sentada la seguridad de los muebles, pero los entendidos comprenden lo importante que es. Las propinas son una preocupación muy real, especialmente con muebles altos y pesados. Colocar objetos pesados ​​como fondo y anclar la pieza con bridas o abrazaderas puede ayudar a prevenir accidentes peligrosos. Las cerraduras de seguridad en cajones y armarios para evitar que se trepen y caigan en cajones abiertos también son una buena idea. Asegurarse de que haya suficiente espacio para caminar alivia los tropiezos y los dedos de los pies aplastados de las esquinas y las patas de los muebles.

No puedes planificar todo cuando se trata de seguridad de casa, pero puede planificar lo obvio, lo menos obvio y lo que sucede después del accidente. Es de esperar que nunca llegue a eso, y los muebles seguros y protegidos son un buen comienzo en esa dirección.

Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *